site stats
Lunes a Viernes de 14:00 a 15:00
BLOG: Opciones de Vida
Carlos Gil
Carlos Gil
Especialista en Programación Neurolingüística
Abril 7, 2017

Afirmaciones y decretos para la salud
Publicado: Abril 7, 2017

TOMADO DEL LIBRO METAFÍSICA: CURACIÓN DEL
ALMA Y DEL CUERPO DE VÍCTOR HERNÁNDEZ

Afirmación para el aparato digestivo:
Yo Soy salud, vitalidad y energía. Mi cuerpo es capaz de procesar los alimentos y asimilar perfectamente sus nutrientes. Mis órganos de la digestión no albergan ningún sentimiento o pensamiento negativo que les impida funcionar perfectamente.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos albergados en el aparato digestivo:
Desde este momento y para siempre, yo, como hijo del Altísimo, elimino toda emoción de ira, tristeza, miedo angustia o vergüenza que pudiera alojarse en mi boca, en mi estómago, en mi hígado, mis intestinos o mis glándulas. Destierro de mi cuerpo todas las emociones y pensamientos negativos con el poder que el Padre me ha concedido cómo discípulo de la Luz. Que así sea.

Afirmación para el aparato respiratorio:
Yo Soy vida, salud y energía. Mis vías respiratorias absorben todo el oxígeno y el sagrado prana que mi cuerpo físico requiere para funcionar a la perfección. No existe ningún obstáculo ni obstrucción que puedan impedirme absorber la energía cósmica presente en el aire que respiro.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos albergados en el aparato respiratorio:
Desde este momento y para siempre, yo, como hijo del Altísimo y discípulo de la luz: elimino toda emoción de ira, tristeza, miedo, angustia o vergüenza que pudiera alojarse en mis vías respiratorias. Elimino cualquier obstáculo que me impida absorber el oxígeno y el sagrado prana que dan sustento a mi cuerpo físico. Destierro de mi cuerpo todas las emociones y pensamientos negativos con el poder que el Padre me ha concedido como discípulo de la Luz, que así sea.

Afirmación para el aparato circulatorio:
Yo Soy salud, amor y vida. Mi corazón alberga sólo sentimientos positivos y armónicos. Sus latidos son la fuente de vida que lleva el fluido vital a cada célula de mi cuerpo. Mis venas y arterias son vías libres, flexibles y armoniosas por las que circula esta energía de vida.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos albergados en el aparato circulatorio:
Desde este momento y para siempre, yo, como hijo del Altísimo: elimino toda tensión, tristeza, descontento, miedo u odio que pueda alojarse en mi corazón. Libero a mis venas y arterias de todo obstáculo que impida el flujo de la vida. Destierro de mi corazón todas las emociones y pensamientos negativos con el poder que el Padre me ha
concedido como discípulo de la Luz, que así sea.

Afirmación para el aparato urinario:
Yo Soy salud, equilibrio y pureza. Mi cuerpo es capaz de eliminar perfectamente y para siempre todo aquello que no le favorece. Mis riñones y mis vías urinarias no albergan ningún sentimiento o pensamiento negativo que les impida funcionar adecuadamente.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos en el aparato urinario:
Desde este momento y para siempre, yo, como hijo del Altísimo: Elimino todo desequilibrio, culpabilidad y cristalizaciones que se alojen en mi cuerpo. Destierro de mi organismo todas las emociones y pensamientos negativos con el poder que el Padre me ha concedido como discípulo de la Luz. Que así sea.

Afirmación para el sistema musculoesquelético:
Yo Soy salud, fortaleza y estabilidad. Mi esqueleto es sólido y firme, y es el soporte ideal de todos los órganos de mi cuerpo. Mis músculos son fuertes y están llenos de energía. Mis articulaciones son flexibles y no albergan ninguna acumulación de sentimientos o pensamientos negativos. Todo mi cuerpo es una estructura armónica y estable, en perfecta unión con el Cielo y la Tierra.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos albergados en el sistema musculoesquelético:
Desde este momento y para siempre, yo, como hijo del Altísimo: elimino todo temor y apatía que impidan moverme y avanzar en el cumplimiento del Plan Divino. Con el poder que el Padre me ha concedido como discípulo de la Luz, yo destierro de mis huesos, músculos y articulaciones, todas las emociones y pensamientos negativos. Que así sea.

Afirmación para el aparato reproductor:
Yo Soy, salud, vitalidad y creatividad, mi cuerpo es capaz de generar y manejar la energía creadora, y de participar con el Padre en la perpetua creación del mundo. Mis órganos reproductores no albergan ningún sentimiento o pensamiento negativo que les impida funcionar perfectamente.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos albergados en el aparato reproductor:
Desde este momento y para siempre, yo, como hijo del Altísimo: elimino todo sentimiento de angustia, vergüenza o tensión que pudiera alojarse en mis genitales. Destierro de mi mente toda idea equivocada acerca de mi sexualidad. Asumo mi sexualidad como una función natural de mi organismo y como una manera de colaborar con el Plan Divino. Que así sea.

Afirmación para el sistema nervioso:
Yo Soy salud, coherencia y energía. Mi cerebro está libre de pensamientos y creencias perjudiciales. Mis nervios son conductores perfectos de los impulsos que me permiten desempeñarme perfectamente bien.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos albergados en el sistema nervioso:
Desde este momento y para siempre, yo, como hijo del Altísimo: elimino de mi mente todo pensamiento negativo y toda creencia equivocada. Destierro de mi sistema nervioso todo bloqueo u obstáculo que me impida obrar de acuerdo con el Plan Divino. Que sí sea.

Afirmación para el bienestar de todo el organismo:
Yo Soy salud, vitalidad y energía. Mi organismo es capaz de asimilar y procesar los alimentos que consumo y el aire que respiro. Mi corazón funciona perfectamente, enviando energía amorosa a cada rincón de mi cuerpo. Mi mente es clara y no alberga ningún pensamiento negativo. Estoy consciente de mi sexualidad y la ejerzo de manera sabia y responsable. Todo mi cuerpo es un mecanismo perfecto y está listo para llevar a cabo la misión que el Padre le ha encomendado.

Decreto para eliminar sentimientos o pensamientos negativos albergados en el organismo:
Desde este momento y para siempre, yo, como Hijo del Altísimo, elimino y destierro: de mi mente, todo pensamiento negativo; de mi boca, toda palabra inútil y ofensiva; de mi corazón, todo sentimiento contraproducente; de todo mi cuerpo, cualquier tensión o bloqueo que me impidan obrar según el Plan Divino. Todo esto lo hago con el poder que el Padre me ha concedido como discípulo de la Luz. Que así sea.